domingo, 7 de abril de 2013

APLICACIÓN DEL DERECHO TRIBUTARIO AL COMERCIO ELECTRONICO


Partiendo de que hoy en día el mundo se encuentra experimentando, una etapa de cambio con la implementación y utilización de nuevas tecnologías de la información y de las comunicaciones, este nuevo paso hacia una nueva realidad  está teniendo relación directa con muchos aspectos de la vida  cotidiana de las personas como la educación, el trabajo, la negociación, comercialización, donde la gente y el sector empresarial se motiva cada vez más a dar uso a estas  herramientas a cambio de ahorrar tiempo, dinero, e incluso evadir impuestos.
Los negocios, en todos los sectores de la economía están empezando a usar Internet para recortar sus costos de ventas, la administración de relaciones con proveedores, recursos logísticos e inventarios, planes de producción, y para alcanzar nuevos y antiguos consumidores más eficazmente, lo cual está conduciendo a un incremento en la venta de bienes materiales y digitalizados vía Internet.
Dentro de este contexto la importancia que ha adquirido la Internet en el mundo comercial y de los negocios en general se puede apreciar en la existencia de un mercado de  dimensiones globales al que pueden acceder tanto ofertantes como demandantes, de la misma alta gama de bienes  y servicios, sin ningún  límite de fronteras, el cual se encuentra en operación todos los días del año, a cualquier hora, y además con condiciones de competencia similares para todos los sujetos intervinientes.
De lo anterior podemos afirmar que el Internet ha cambiado los esquemas del comercio, dando lugar al comercio a través de Internet es decir el comercio electrónico,   donde cuyas cifras de intercambio han llamado la atención en todo el mundo, por lo tanto es evidente que , en un mercado cuyas cifras son tan significativas, el interés de las administraciones fiscales a nivel mundial será el de establecer la regulación pertinente con el objetivo de captar la recaudación correspondiente a las manifestaciones de riqueza generadas de las operaciones del comercio electrónico.
Es aquí donde empieza el análisis de las implicancias derivadas de la aplicación de las cargas impositivas al comercio electrónico, además la factibilidad de su aplicación en la práctica como tal, empezando por determinar y analizar cuales serian los principios y criterios atendibles al momento de establecer el régimen tributario aplicable al comercio electrónico.

Estados Unidos a través de su doctrina y la jurisprudencia de la Corte
Suprema ha establecido tres principios fundamentales que deben regir en materia de fiscalidad del comercio electrónico: neutralidad, utilización de los principios internacionales existentes y  flexibilidad.
La Organización para la Cooperación y el Desarrollo (OCDE), a través de su Committee on Fiscal Affairs, en el documento Electronic Commerce: Taxation Framework Conditions, manifiesta que los principios aplicables al Comercio electrónico son cuatro, que Hortalà i Vallvé  los presenta de la siguiente forma: neutralidad, eficacia, seguridad, igualdad.

En Estados unidos, con su sistema político federal, ya se está regulando sobre este tema, se están estudiando las respectivas medidas, donde se les otorga  a los Estados recaudar impuestos por ventas online, lo más probable es que lleguen a tomar una legislación pronta donde cada Estado pueda regularizar las ventas por la web, a nivel interno, por ejemplo no se cobran impuestos cuando se hacen compras por Internet  de Estado a Estado, pero cuando se hacen compras dentro de los mismos estados si se genera tributación con respecto a algunos productos específicos,  en cuanto a las ventajas del comercio electrónico en Estados unidos ,elimina obligaciones con trabajadores por contratos, elimina el costo de los distribuidores, elimina perdidas por mercancías robadas, elimina días muertos por causas de paros o huelgas  y genera mayores ganancias por venta unitaria de un producto entre otras.

Existe muchos criterios y principios sobre Derecho Tributario en general y Derecho internacional Tributario, que debido al desarrollo del Internet deben ser sometidos  a modificaciones y actualizaciones en cuanto a su aplicación, ya que fueron diseñados en un contexto totalmente diferente a la realidad que se vive actualmente frente al fenómeno del comercio electrónico, por lo tanto es evidente la necesidad de que sean rediseñados todos aquellos criterios de legalidad, capacidad contributiva, soberanía, soberanía fiscal, residencia y establecimiento permanente, en los cuales se exige una nueva adecuación que permita  el alcance y la  aplicación al comercio electrónico.

Gravar transacciones que se realizan por Internet  implica inicialmente un estudio profundo de la fiscalidad en el comercio electrónico, lo cual es una realidad  que todavía no está regulada, se debe empezar por estudiar propuestas de definición de conceptos básicos y rediseño de principios como lo dije anteriormente.

Teniendo en cuenta la importancia  y trascendencia del tema, los encargados de de hacer las políticas tributarias deben promover el estudio de temas relacionados con la fiscalidad en el comercio electrónico, empezando por el Presidente de la Republica con el objetivo de promover la regulación adecuada y oportuna a nivel interno y  así estar preparados para la negociación de Convenios Internacionales en materia Tributaria  sobre comercio electrónico.

 Realizado por: YULIETH MAYERLY QUINTERO OJEDA
  
Referencias Bibliográficas:

Libro “problemas del derecho tributario frente al comercio electrónico” Marco Alban Zambonino,  serie Magister volumen 44.